La Resistencia, la embajadora polaca y la memoria histórica

Pues bueno, se acabaron las fiestas, y todos con nuestros 4 kilos de más tenemos que volver al tajo. Esta semana traigo algo un pelín diferente. Que a ver,  hay turra y análisis histórico, pero también hay actualidad. Y es que un historiador no descansa nunca y aun en sus momentos de solaz y esparcimiento hay cosas que le hacen pensar. Ya veréis por donde voy.

13 de noviembre de 2018, David Broncano nos f**** la cabeza llevando de invitada a La Resistencia a Marzenna Adamczyk, embajadora de Polonia en España. Como golpe de efecto brutal, además la embajadora se presta a la broma muy fácil y es de las mejores entrevistas del Late Night de Broncano por loca e inesperada. Yo personalmente la disfruté mucho, pero hubo un momento que activó mi sentido arácnido de historiador.

embajadora-Polonia-Resistencia_2067103290_9624371_660x371
La jodía tenía mucha chispa hay que reconocerlo.

En la entrevista se habla de la Segunda Guerra Mundial y como no, estando en el programa que estaba se hace desde el humor. Me parece fantástico que una embajadora como representante de un país, y de un país como Polonia que sufrió muchísimo durante la guerra sea capaz de hacer broma sobre el tema. Pero lo que verdaderamente me chirrió fue el discurso debajo de todos esos chistes. Por resumir (pero lo podéis ver a partir del minuto 9) la embajadora habla del doble ataque alemán y soviético a Polonia, de la resistencia a la invasión y de como una Polonia sin aliados no pudo defenderse eternamente. Cosas que ojo, son totalmente ciertas: tanto el ejercito polaco como los grupos partisanos (1) como el Armia Krajova resistieron de manera heroica y en el momento de la invasión los países aliados pasaron del tema polaco bastante fuerte. Pero amigo mío, todo en esta vida tiene matices y esto también.

Si la embajadora polaca no mintió, entonces querido piscis, ¿porque te escama todo esto? Porque mientras la embajadora hablaba de lo “bonita” que fue la resistencia polaca yo solo podía pensar en esto:

5236e632ed378930184fda640bca6da4
Fuente.

Desde que el partido nacionalista de Andrzej Duda llegó al poder, en Polonia se está llevando a cabo una política muy clara de convertir la memoria histórica de la Polonia como víctima en la oficial, negando cualquier otra. Básicamente esta ley considera delito emplear la expresión “campos de concentración polacos” o pena con la entrada en prisión a quien exprese que Polonia tuvo algo que ver con las atrocidades nazis. Elimina cualquier otra historia que no sea la que dignifica al pueblo polaco. Pero la historia es la que es, y aunque es cierto que muchos polacos resistieron y ayudaron a los judíos, también los mataron. Antes de esta ley Polonia ya se había puesto dura con los que afirmaban que los propios polacos cometieron delitos contra los judíos. Hace 4 o 5 años el gobierno polaco la tomó con el historiador Jan T. Gross por su libro sobre la masacre de Jedwabne, en la que los propios lugareños quemaron vivos a todos los judíos del pueblo sin que los nazis participaran de ninguna manera. Como evidentemente este hecho no concuerda con la versión oficial de Polonia fueron a por él. Pero hay multitud de ejemplos donde queda plasmado el antisemitismo polaco durante la época, que no era exclusivo de Polonia, era bastante común en todo el este de Europa, solo hay que ver con que historiadores se ha querellado el gobierno polaco para encontrar material sobre el tema.

Al empezar a planear este post me vino a la cabeza muy claramente el cómic de Art Spiegelman Maus. Es uno de mis cómics favoritos, y una obra maestra, pero sobretodo es la experiencia de un judío polaco durante la Segunda Guerra Mundial. Y he encontrado cositas respecto al antisemitismo en Polonia bastante interesantes:

16861bf7e7634101bcd68f24d94b5bdd
Esto es en 1938, antes de la guerra. Maus, pag 39
cz
Y esto después de la guerra. Maus, pag 292.

Si Maus se hiciera ahora, el gobierno polaco se querellaría contra Art Spiegelman por estas viñetas casi seguro. Precisamente estas viñetas de hace 30 años son justo lo que el gobierno polaco quiere echar de su memoria nacional: la participación activa de los ciudadanos polacos en la persecución de judíos.

Y esta es la política respecto a la memoria histórica del Holocausto en Polonia: nosotros somos víctimas y nada más. Por eso viendo la entrevista a la embajadora polaca no podía parar de pensar en toda esta deriva del gobierno polaco de negar la mayor. Evidentemente a nivel de políticas de memoria es normal que Polonia quiera evidenciar su papel como atacado durante la guerra, pero negar los hechos que no concuerdan con esta versión oficial es no hacer justicia ni a la memoria polaca, ni a la de la Segunda Guerra Mundial ni a la del Holocausto.

Hay que aceptar la historia como es, con sus luces y sus sombras, no queda otra para hacer un ejercicio de reflexión histórica sincera. Y lo que realmente a mi como historiador me preocupa es que esto de seleccionar solo la historia guay y bonita y meter bajo la alfombra todo lo demás es una tendencia en auge no solo en Europa del Este. Solo queda esperar a ver qué pasa. Y ya estaría, feliz 2019 a todos con retraso (con más retraso quiero decir), gracias por leer y hasta la próxima.

NOTAS


1. Guerrilleros que luchaban contra la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

BIBLIOGRAFÍA


Esta semana no hay bibliografía como tal, pero dejo unos cuantos artículos sobre el tema y sobretodo el libro de Gross: Vecinos: El exterminio de la comunidad judía de Jedwabne.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s